“Van quedando pocos lugares donde publicar lo que se quiere escribir, (…) y a la vez (y lo uno va con lo otro) cada vez hay menos empresarios dispuestos a arriesgar la paz de sus bolsillos y la de sus relaciones creando medios donde la calidad de la narración vaya de la mano con la riqueza y la sinceridad de la información. Informar bien cuesta mucho dinero, porque requiere invertir un tiempo para el que a veces no basta una sola persona, e informar con honestidad roza con frecuencia intereses ante los que se preferiría estar ciego”.

Tomás Eloy Martinez

Ajo es un proyecto de comunicación colectivo, una biomecánica de la integración.

Nacemos de dos motores conectados: uno chico, que es acto, y uno grande, que es potencia. El motor chico lo hacemos quienes producimos contenidos. El motor grande, serán los lectores. Los periodistas y fotógrafos que participamos de Ajo tenemos un compromiso profundo con nuestro trabajo; respetamos este oficio y a quienes nos leen. Aspiramos a que nuestros lectores sean lectores activos. No buscamos meros consumidores de noticias, buscamos tejer relaciones.

El motor chico arranca en julio de 2014, y es el que se propone activar el motor grande. Sospechamos que cuando el grande empiece a ronronear, habrá que agarrarse fuerte y aprender a disfrutar del viento en la cara. La ruta es larga.

Hacemos Ajo por necesidad. Como periodistas y como lectores, necesitábamos un medio de segunda lectura en nuestra ciudad. Un medio que salte la vorágine de la actualidad noticiosa para encontrar otras profundidades, otras agendas y otros tratamientos de los temas instalados. Un medio que dedique el tiempo a la producción de contenidos periodísticos que hoy ninguna empresa mediática de nuestra ciudad está dispuesta a dedicar. Vamos a hacer un periodismo de largo aliento.

De la decadencia actual de los medios de comunicación vamos a escapar a fuerza de deseo colectivo, de amor propio, de vocación transformadora y de prepotencia de trabajo. Es un problema compartido: periodistas y lectores vamos a tener que salir juntos de esta crisis. La tarea: reeducar nuestra manera de contar, de investigar, de narrar, pero también de leer y de informarnos. Vamos a salir.

Ajo es un pequeño aporte en este camino; una flecha en algún rincón difuso del laberinto, que señala hacia arriba.
Equipo de Ajo

[tabs] [tab title=”Colectivo Editorial”]
Andrea Pérez
Josiana García
Romina Elvira
Federico Polleri
[/tab]
[tab title=”Escriben”]
Andrea Pérez
Josiana García
Federico Polleri
Pablo Vasco
Jorge Kostinger
Lucía Sánchez Lucero
Juan Salas
Javier Andrada
[/tab]
[tab title=”Fotografía”]
Romina Elvira
Federica Gonzalez
Pablo Gonzalez
[/tab]
[tab title=”Ilustraciones”]
Agustina Dreon Rateriy (Madariaga)
[/tab]
[tab title=”Diseño Gráfico”]
Marian Damiani
[/tab]
[tab title=”Coordinación Web y Redes”]
Leandro Rosso Quesada
[/tab]
[tab title=”Corrección”]
Damián Ferreyra
Melina Antoniucci
[/tab]
[/tabs]

No Comments

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas