Carta al viejo de barba que fue inventado por una multinacional

Soliloquios de un tipo que se pone y saca el traje de periodista todas las mañanas, pero que, en el fondo, gustaría contestar a la pregunta: “¿Profesión?”, con un seco: “Comediante”.

 carta

 

 Foto: Juan Pablo Buceta – Ilustración: Luciano Cotarelo

Mar del Plata, diciembre de 2014.

Querido Papá Noel:

Como cada diciembre, te escribo para decirte que este año me porté bien, así que espero mi regalo con muchas expectativas. Para ser sinceros, me quise hacer el loco vintage (como esos que compran su ropa solamente en ferias americanas) y escribirte una carta a la vieja usanza, pero en esta ciudad desaparecieron los buzones: ya los vendieron a todos.

Por eso utilizo este medio virtual, aprovechando que ahora tenemos wifi en cualquier plaza y a cualquier hora, lo que es un beneficio enorme. Para los ladrones de celulares.

Te cuento que estoy ansioso, porque el espíritu navideño ya ha llegado a la ciudad. La gente en la calle está más sonriente y disfruta de absolutamente todo, aunque el colectivo no pase nunca a la noche, la luz se corte cada vez más seguido o en algunos bares una picada nos salga más cara que alquilar un monoambiente en enero.

Yo creo que la bondad del marplatense se potencia por estos días. Aunque esos agoreros que nunca faltan sostienen que –en realidad- a fin de año Obras Sanitarias le pone clonazepan al agua y eso afectaría la capacidad de rebelarse ante las injusticias. Pero para mí eso es poco creíble. Los que vivimos acá amamos la justicia. Incluso algunos ven con buenos ojos hacerla por mano propia, para no molestar a los abogados y fiscales. Eso es vivir en una sociedad participativa y solidaria.

Volviendo a tu visita, mi estimado Papá Noel, antes que nada quiero darte una buena noticia. ¿Te acordás la cámara oculta que te hicieron los del Sindicato de Conductores de Trineos y en donde te engancharon pidiendo una “colaboración” para entregar primero los regalos en los barrios más acomodados y recién después ir a la periferia? Bueno, quedáte tranquilo. Al final no se pudo demostrar nada y tu nombre quedó a salvo. Seguro fue una maniobra de los Reyes Magos para desestabilizarte, porque se comenta que andan con ganas de quedarse con el monopolio de los regalos.

(Igualmente, la próxima vez que te inviten a reunión de ese tipo, tomá los recaudos necesarios. Y decíle al reno que no hable de más).

Cuando viajes para acá, casi seguramente que desde el cielo te cueste ubicar a Mar del Plata. Y es lógico, la Feliz está bastante más a la derecha que el año pasado. Pero no te preocupes: la vas a ver enseguida porque está toda pintada de naranja.

Ojo cuando vengas volando en el trineo, hay muchos más edificios de altura que el año pasado (pero menos que el año que viene, te lo garantizo). No te confíes, porque vas a terminar estrolado contra los amenities de una torre de Alta Gama.

Y la última: cuando estés por llegar a casa para dejar los regalos, haceme una llamada perdida al celu, siempre y cuando tengas señal. Así abro el portón, desconecto las alarmas, saco las rejas, guardo al rottweiller, desenchufo las cámaras de seguridad y le aviso a mi vecino que no tire si escucha a un tipo andar por los techos.

Por seguridad, ¿viste?

Te mando un abrazo, gordo. Aflojá con las harinas.

 

PD: Si no querés llamar la atención, sacáte ese traje rojo y vestíte de azul. Con la cantidad de policías que hay, pasás inadvertido seguro.

PD2: Soy un idiota, escribí un montón y no puse lo que quiero para Navidad. Que se dejen de joder con los videos más vistos de internet. Gracias.

Ir a la barra de herramientas