El francotirador

Leonardo Gutiérrez vive con el triunfo en la mira. El jugador más ganador en la historia de la Liga Nacional de Básquet no se perdona no estar a la altura. Es un cabeza dura que no deja que ningún compañero se relaje. En 2009 se instaló en Mar del plata y lo disfruta Peñarol.